FerVida  es una fermentacion perenne

La fermentación de los ferVìda no es una fermentación a plazo, pero una fermentación perenne, como para el yogur, el kéfir o el Kombucha. Como cualquier otro fermentado perenne también el ferviente tiene su técnica de utilización.

Los microorganismos que se han subido y desarrollados con la fermentación tienen la propiedad de dividirse y de multiplicarse muy deprisa, manteniendo intactas las propiedades que son portadores; esta característica permite extraer el líquido maduro, que haya superado las fases fermentativa y sustituirlo con agua azucarada, siempre con la constante del relación 5 a 1 Entre agua y azúcar. El agua azucarada es el ambiente ideal para el alimento y el crecimiento de microorganismos beneficios, pues el lugar ideal para recrear, a través de fermentos ya maduros presentes en el ferVìda las mismas características del fermento tomada, en tiempos relativamente cortos.

Vemos en detalle cómo proceder en la toma.en primer lugar es bueno precisar que el ferVìda, si destinado a la ingesta oral, debe estrictamente presentar las características de maduración. Debe tener olor y sabor acético y frutado, debe tener un olor intenso y balsámico, y debe ser suficientemente límpido; no debe ser dulce ne’ alcohólico, no debe tener moho, ni siquiera las benignas y no debe tener olores y sabores extraños que no sean característicos del vegetal fermentado. Esta maduración puede realizarse también muy pronto, a veces incluso después de 2 meses, pero por precaución mejor esperar un mínimo de 4 meses antes de tomar el líquido a fin alimentaria. Quiero destacar que 4 meses es el tiempo mínimo para un giro, no el tiempo aconsejado. Más de las veces 4 meses no son suficientes a la maduración, pues haced mucha atención que vuestros fermentos presenten todas las características de madurez antes de efectuar el vuestro toma y posterior llenado.puedo entender que quien se acerca por primera vez a nuestra fermentación considere ya un tiempo muy largo los 4 meses de espera, pero me siento de aconsejar a los más pacientes y sobre todo a los más expertos de consumir sólo fermentos que hayan alcanzado un año de maduración, por supuesto con todas las características de la que hablaba anteriormente. Los fermentos no totalmente maduros pueden tener un muy ligero tipo de toxicidad, por ejemplo hay un ligero contenido alcohólico durante muchos meses. Ahora valoran ustedes cuál puede ser la toxicidad de un fermento ligeramente alcohólico contratado a pequeñas dosis. Un poco de alcohol es ampliamente tolerado por nuestro organismo, pero yo quiero ser prudente y evitar cualquier malentendido. Por absurdo, pues hay límites de la contratación por fermentos jóvenes y hay más libertad para fermentos envejecido, que en realidad son más eficaces y se pueden contratar también a dosis muy bajas.El giro es simple y lo puedes hacer o en una sola acción o largándolo en el tiempo según las necesidades. Para sacar buscad vuestra solución óptima también en función del contenedor que habéis utilizado. Tratad de tomar la superficie sin mover demasiado el contenido y el contenedor, utilizando una garrafa o un cazo para los contenedores con una boca suficientemente ancha, o aspirando con una jeringa o con una bomba para los contenedores estrechos. Tenéis como última solución la de plantear el tarro y verter.usado toda la cantidad de líquido que está encima del vegetal, la restante es más que suficiente para desencadenar el crecer de los microorganismos. El ferVìda tomada lo va a poner en un recipiente de vidrio o de plástico bien filtrado a través de una gasa colocada dentro de un embudo.Los contenedores que pongas los ferVìda no deberán tener partes metálicas y no deben ser expuestos a la luz del sol, por lo tanto conservarlos dondequiera que os sea cómodo haciendo atención sólo a esto. No selladas fermentos de menores al año porque producen anhídrido carbónico que los microorganismos anaerobios resisten a deshacerse de no haber perfeccionado la colaboración con los aerobios. El llenado luego es una operación sencilla y consiste en añadir agua azucarada ( 5 a 1 ) al contenedor inicial, con el vegetal hasta restablecer el nivel originario de flotación. El llenado es una operación simple, pero fundamental, porque podría descargar la eficacia de los microorganismos que se realice con demasiada frecuencia. No todos los fermentos dan la misma respuesta al llenado, los más intensos se retoman muy rápidamente, otros más lentamente; en cualquier caso, consideradas como regla de no efectuar más de 2 adjuntas al año, pero recomiendo encarecidamente que los adjuntas no sean más de uno si quieres siempre el máximo de la calidad.

Copyright © 2024 Micro organismos — Escapade Plantilla de WordPress por GoDaddy