Fermentados a uso agrícola

Mi experiencia personal con los microorganismos benéficos Me llamo Denis. Junto a Simona hemos en 2009 abandonado la ciudad para la campaña yendo a vivir en el casolare que fue de mi abuelo que albergaba sobre todo la vid. Un rudere desde el techo en trozos, una viña en abandono desde hace 12 años… no nos ha dejado el trabajo, quizás la grana, pero este es otro discurso. Nacimos en la ciudad, sin experiencia directa de los ciclos naturales que afectan el mundo vegetal. Error tras error hemos aprendido cada día algo nuevo. Primero hemos pedido consejo al vecino. La primera lectura afrontada para empezar a comprendernos algo fue “Guía para el autoabastecimiento” de John Seymour. Y es en este texto que he encontrado el Consejo de tomar originadas por quien ya hace tiempo cultiva el terreno cercano a nosotros. Así lo he hecho. Instruido por los distintos técnicos de la Coldiretti y de los consorcios agrícolas mi vecino me ha pasado su conocimiento de tipo químico que he aplicado también sobre mis cultivos. Los dos primeros años la tierra llegando desde hace 12 años de descanso ha dado un bonito jardín a pesar de nuestra ignorancia y el uso de venenos sino por el tercero en adelante ha empezado a dar signos de empobrecimiento. He probado a no dar nada, pero evidentemente distintas plantas fueron atacadas por parásitos. Antes un amigo luego otro, la investigación tras investigación durante el tiempo libre me he encontrado en la permacultura primera y la biodinamica después. Métodos agrícolas que se dan el objetivo de mejorar el terreno año tras año. Y sólo desde el último verano que he decidido aplicar íntegramente una agricultura natural que estoy dibujando inspirándome los métodos anteriormente citados, para adaptarlos a mis posibilidades. En definitiva… estaba todo contento de haber descubierto prácticas de cultivo afines a mi modo de ser y de querer hacer que m’imbatto, gracias a Prem Geet, en el universo de los microorganismos beneficios generados por el proceso de fermentación. Parece que otro enojo encuentre solución. Hablo de la geoingegneria, las modificaciones climáticas de la mano militar a causa de las cuales la biosfera es diariamente cosparsa de metales y no sé qué otros agentes químicos. Aplicar una correcta, sana agricultura es una necesidad cada vez más apremiante, pero cómo hacerlo en un entorno cada vez más empobrecido de contaminación sobre las cuales no podemos tener ningún control? Con la ayuda de los microorganismos beneficios, un numeroso grupo de microorganismos no modificados genéticamente ( en total 10 géneros de microorganismos y 80 diferentes especies ) que coexisten simbioticamente en una sola mezcla, entre los cuales : • bacterias la fotosintesi • levaduras ( como los contenidos en la cerveza y en el pan ) • bacterias del ácido láctico ( como los contenidos en el yogur, en la mantequilla y el queso ). Aplicados a la agricultura, tienen un amplio espectro de efectos : • fijar el nitrógeno atmosférica • solubilizar nutrientes • desarrollar sustancia orgánica en el suelo, a través de la fotosintesi • mejorar las propiedades físicas del suelo • curar las enfermedades mediante la producción de antibióticos • desglosar la materia orgánica presente en el suelo • hacer el alimento animal más digeribile • eliminar los malos olores de las ganaderías • contrarrestar los procesos ossidativi.
En octubre de 2013 no pudiendo aún disponer de fermentados de nuestra producción nos dirigimos por mares Tempestuosos para extraerle veinte litros de los suyos. Ibisco y sandía. Empezamos a proyectar sobre la tierra desnuda donde en breve iremos a sembrar ajos, cebollas y zanahorias. Gracias a Stefano Abruzzese descubrimos que las dosis recomendadas por Pa Cheng son: 1 litro de fermentado en 50 litros de agua. Tenemos una irroratrice 16 LT. De fermentado 350 cc. pueden bastar pero decidimos de abundancia y poner medio litro. Así durante 5 días consecutivos después durante cuatro días interrumpimos las irrorazioni pues introducimos. Hasta cuando las plantas no han nacido no irroriamo. Quienes, como nosotros usa las micorrizas puede tranquilamente mescolarle al sustrato. Nosotros hacemos así: antes de comenzar la siembra distribuimos sobre el fondo del surco/ hoyo una capa de 2-3 cm. de micorrizas en gránulos. Rehagamos irrorazioni cuando las plántulas son altas al menos 15-20 cm, pero nunca directamente sobre ellos (tiernos brotes) siempre sobre el terreno circundante. Hay que prestar atención al poder corrosivo de los fermentados.
Mientras se trata el terreno desnudo o cubierto sólo por la pacciamatura no se corren riesgos. Si se irrora las plantas hay que tomar alguna precaución: Pa Cheng aconseja proyectar sobre las plantas de noche y se enjuaga al mañana. También se puede diluir los fermentados en más agua para stemperarne el poder, pero creo que es recomendable enjuagar al mañana. Nosotros hasta ahora hemos ido bien porque después de haber regado las plantas tiene a menudo piovuto proveyendo al aclarado. Y es pronto para sacar conclusiones. Alguna indicación se puede probar a hacerlo: después de tres-cinco días consecutivos de irrorazioni he observado la tierra asumir un color más vivo y tirando a rojizo. Después de las primeras irrorazioni sobre el terreno se han creado grumos grises que recuerdan las primeras fases de la fermentación cuando los microorganismos comienzan a “tirar a” de todo. Con las irrorazioni sucesivas estos grumos han desaparecido. Las pequeñas plantas de ajo, cebolla y habas (es decir, las siembras de otoño que hemos actuado) tienen por ahora un hermoso aspecto y parecen reaccionar bien a las irrorazioni.
Donde no queremos correr el riesgo de actuar demasiado cerca de las plantas irroriamo a un par de metros de distancia desde la caja interesada con el cannello del difusor dirigido hacia arriba o a media altura para crear un velo de la humedad que llegue suavemente las plantas en lugar de hacerles la ducha. El mañana sin embargo se enjuaga a menos que no haya piovuto. Estas son nuestras personales experiencias hasta ahora. Con mucho gusto vamos a actualizarla con nuevos descubrimientos y esperamos con buenos resultados. Con el mismo placer acogemos quien desee integrar sus experiencias con las nuestras a fin de mejorar ambas.